En algunas hipotecas existen avalistas. 

Los avalistas son personas que con su solvencia respaldan la hipoteca que Usted ha tomado. 

Encontrando alguno de los errores mencionados en otros artículos, por lo general, lo primero es retirar a los avalistas.

Evaluaciones

Para esto se debe evaluar la cantidad de cuotas pagas, la modalidad de las mismas y la necesidad y la capacidad de los avalistas solicitados.

Necesidad del Avalista

Determinar si los avalistas son necesarios para que la hipoteca siga su curso. 

La hipoteca lleva ya cuotas pagas, muchas o pocas, pero cuotas al fin. 

Es decir que Usted redujo su deuda y, por lo tanto, redujo el capital a garantizar, por lo que el banco puede retirar un avalista porque el riesgo inicial de la hipoteca ha disminuido.

Comparta esta página por redes sociales simplemente pulsando en el icono o envíe esta información privadamente a un amigo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email